Recomendaciones de almacenaje y Embotellado

Encorchado

La encorchadora debe de estar en condiciones, conforme a las instrucciones del fabricantes de la máquina. Debe de estar limpia, sin restos de encorchados anteriores. No se deben utilizar mordazas calentadas. No se recomiendan encorchadoras manuales.
El diámetro del empujador debe ser de 15 mm, nunca inferior a 14,5 mm. Se recomienda un control del tapón después de aproximadamente las veinte primeras botellas taponadas. El tapón no debe de presentar pliegues o arañazos.

Se puede encorchar con o sin vacío, aun cuando es preferible encorchar con vacío. La presión interna del cuello de la botella deberá ser lo más neutral posible.
Al encorchar al vacío debe de controlarse con un tubo de presión el valor de la misma en el cuello de la botella.

Cuando se encorcha sin vacío se deberán tener en cuenta la posible reducción del SO2 libre, así como la mayor presión que sufrirá el tapón ante incrementos de temperatura.

Botellas de Vino

Altura de llenado

El espacio entre el tapón y el líquido no debe de ser inferior a 15 mm, siendo la temperatura del vino de 20º.

Deberá tenerse en cuenta que por cada grado más de temperatura que vaya a soportar el vino, se deberá dejar 1 mm más de altura en este espacio.

Compresión

Se debe de examinar el estado de las mordazas con regularidad para evitar arañazos o desperfectos en los tapones.

Como orientación el diámetro de compresión debe de ser de 16,5 mm en botellas con cuello de 18,5 mm y de 15,5 mm para cuellos de 17,5 mm. Es conveniente regular los diámetros de compresión a valores ligeramente superiores a los utilizados para el corcho natural.

Vinos con aguja

Las recomendaciones anteriores se entienden para vinos tranquilos.
Para vinos con niveles de CO2 superiores a 2500 ppm deberán tomarse las precauciones debidas. Se debe de realizar una prueba de embotellado antes de proceder al encorchado en serie.

Almacenamiento

Los tapones deben de guardarse en sitios libres de olores y en un intervalo de temperatura de 15 a 25 grados centígrados.

Los tapones pueden guardarse hasta seis meses en estas condiciones. A partir de este intervalo de tiempo, se deberán devolver para realizarles los test de validación correspondientes. Los sobrantes se deberán volver a meter en sus bolsas, cerrándolas herméticamente para su correcta conservación.

Almacenamiento y transporte de las botellas

En las 72 horas posteriores al encorchado las botellas no se someterán a fuertes cambios de temperatura.
Las botellas pueden almacenarse y transportarse bien de pie o tumbadas.
El almacenamiento de las botellas de vino debe de realizarse en lugares donde no se presenten temperaturas extremas.

Aviso LegalBecork Mapa WebBecork Contacto